La pérdida auditiva en el día a día

La pérdida auditiva puede oscilar entre leve y profunda. En este gráfico se muestran los sonidos que pueden escucharse o no en función del grado de pérdida auditiva. Por ejemplo, una persona que padece una pérdida auditiva grave puede escuchar un avión o una moto cercanos. (Muy intensos, por lo que se encuentran en la parte inferior del gráfico). No obstante, no podrá escuchar una señal verbal de nivel normal o el canto de un pájaro.

Frecuencia y amplitud de diferentes sonidos comunes.

El piar de un pájaro es un tono agudo, por lo que se encuentra en la parte derecha del gráfico; mientras que los tonos graves están a la izquierda.

La audición normal oscila entre 10 y 20 dB HL

La pérdida auditiva leve se produce entre 20 y 40 dB HL

La pérdida auditiva moderada se produce entre 40 y 60 dB HL

La pérdida auditiva moderadamente grave se produce entre 60 y 75 dB HL

La pérdida auditiva grave se produce entre 75 y 95 dB HL

La pérdida auditiva profunda se produce a partir de 95 dB HL